sábado, 9 de agosto de 2014

PALABRAS DEL DÍA Y PALABRAS DE LA NOCHE por Gustavo Martín Garzo

PALABRAS DEL DÍA Y PALABRAS DE LA NOCHE por Gustavo Martín Garzo

Los adultos deben contar cuentos a los niños desde muy pequeños y, sobre todo, leérselos. Es importante que el futuro lector aprenda a relacionar desde el principio el mundo de la oralidad y el de la escritura. 
Que descubra que la escritura es la memoria de las palabras, y que los libros son algo así como esas despensas donde se guarda todo cuanto de gustoso e indefinible hay a nuestro alrededor; ese lugar donde uno puede acudir por las noches, mientras todos duermen, a tomar lo que necesita. A estas alturas habrá hecho un descubrimiento esencial, que existen palabras del día y palabras de la noche. Las palabras del día tienen que ver con lo que somos, con nuestra razón, nuestras obligaciones y nuestra respetabilidad; las de la noche con la intimidad, con el mundo de nuestros deseos y nuestros sueños. Y ése es un mundo que necesariamente se relaciona con el secreto.

Ilustración de Audrey Gessat

Foto: PALABRAS DEL DÍA Y PALABRAS DE LA NOCHE por Gustavo Martín Garzo

Los adultos deben contar cuentos a los niños desde muy pequeños y, sobre todo, leérselos. Es importante que el futuro lector aprenda a relacionar desde el principio el mundo de la oralidad y el de la escritura. 
Que descubra que la escritura es la memoria de las palabras, y que los libros son algo así como esas despensas donde se guarda todo cuanto de gustoso e indefinible hay a nuestro alrededor; ese lugar donde uno puede acudir por las noches, mientras todos duermen, a tomar lo que necesita. A estas alturas habrá hecho un descubrimiento esencial, que existen palabras del día y palabras de la noche. Las palabras del día tienen que ver con lo que somos, con nuestra razón, nuestras obligaciones y nuestra respetabilidad; las de la noche con la intimidad, con el mundo de nuestros deseos y nuestros sueños. Y ése es un mundo que necesariamente se relaciona con el secreto.

Ilustración de Audrey Gessat

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada